Cabotaje en Francia: Restricciones por la Ley Macron

¿Qué es el cabotaje?

El cabotaje hace referencia a la actividad de transporte de mercancías, personas y equipajes por medio marítimo o terrestre entre diversos territorios. Originalmente, únicamente se hablaba de cabotaje cuando se hacía referencia al transporte marítimo, pero en los últimos años la reglamentación europea ha incluido el transporte terrestre entre distintos estados miembros en su definición. Por ejemplo, se considera cabotaje si un conductor profesional español realiza un transporte de mercancías con origen España y destino Francia.

Si acudimos a la normativa europea, el cabotaje se define como “transporte nacional de viajeros y/o mercancías por cuenta ajena, realizados, con carácter temporal, en otro Estado miembro, sin disponer en él de sede o de un establecimiento oficial por parte de la empresa de transportes”. Debido a que el reglamento es algo abierto y puede dar lugar diferentes interpretaciones, los países de la Unión Europea definen de manera más concreta las operaciones de cabotaje. En el caso del cabotaje en Francia, el país galo limita la permanencia en su territorio a los transportistas no residentes, además de aplicarles la famosa Ley Macron.

¿Qué es la Ley Macron y cómo afecta al cabotaje en Francia?

La Ley Macron es la nueva normativa francesa que afecta a todas las empresas con residencia fuera de Francia, que operen y realicen actividades de cabotaje en territorio francés, siendo de aplicación a todos los conductores asalariados de empresas transportistas de cualquier país de la Unión Europea.

Por tanto, si eres conductor o tienes una empresa de transportes que opera en el país galo y realizas operaciones de cabotaje en Francia, es imprescindible que te ajustes a las obligaciones que plantea la Ley Macron si no quieres ser sancionado con cuantiosas multas.

Más información acerca de la Ley Macron.

cabotaje en francia

¿A qué obliga la Ley Macron?

La Ley Macron establece una serie de obligaciones que deben cumplir todas las empresas transportistas que realicen operaciones de cabotaje en Francia y no tengan una sede allí. A continuación mostramos cuáles son:

Desde que esta Ley entró en vigor el 1 de julio de 2016, si no se formaliza la situación ni se realizan las gestiones pertinentes, las Autoridades francesas podrán sancionar a conductor y empresa con multas que pueden llegar hasta los 4.000 euros. Por tanto, si todavía no cumples las obligaciones exigidas para realizar operaciones de cabotaje en Francia de acuerdo a la normativa, te recomendamos que contactes con nosotros y nos encargaremos de todas las gestiones de principio a fin.

Contacta con RECIVA

Desde RECIVA te asesoramos en la Ley Macron. Llámanos o envíanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.

Teléfono asesoramiento Ley Macron: 947 59 39 96

Formulario de contacto

Este sitio web utiliza cookies. Para aceptar nuestra política de cookies simplemente continúe navegando. Leer Aviso Legal.